En el corazón del delta del Mekong, a 169 km de Ciudad Ho Chi Minh. Can Tho es la capital de la provincia del mismo nombre. Can Tho es una populosa ciudad y el centro político, económico y universitario mas importante de la región. Desplegada a orillas de uno de los nueve grandes brazos del río, la localidad vive básicamente de las actividades Z fluviales y arroceras. Cuenta con una universidad y con un aeropuerto2 que la une fácilmente al resto del país.

Can Tho es una buena base desde la que conocer en barco los brazos del Mekong, pueblos y mercados flotantes. También es una de las ciudades que con mayor facilidad ha pasado del colectivismo al socialismo de mercado, lo que prueba su dinamismo. Con poca circulación de vehículos a pesar de su rápido desarrollo, cuadriculada por avenidas y calles largas y abiertas, no está contaminada por vehiculos a motor, y sigue siendo una etapa agradable.

Una segunda Ciudad Ho Chi Minh en vias de desarrollo, en definitiva, de tamaño humano, más fácil para el viajero y situada muy cerca de los arrozales. En el campo de los alrededores, se puede apreciar una relativa riqueza y una cierta prosperidad en los paisajes atravesados y bañados por una increíble red de vías de agua, que las auténticas carreteras del delta.

El puerto de Can Tho, situado fuera de la aglomeración urbana y menos importante que el de My Tho, el nuevo puerto de Can Tho Cang Cai Cui) recibe numerosos cargueros de Hong Kong, que cam- an abonos agricolas y productos manufacturados por plátanos, arroz, piñas y gambas congeladas. En Can Tho los únicos barcos que ven son piraguas, barcas de remos y pequeñas embarcaciones sca fluvial, lo hace que la localidad sea un lugar muy vivo y agradable para los viajeros de paso.

Mercado flotante de Cai Rang: a 4 km rio abajo desde Can Tho. Se trata de un agradable paseo fácil de realizar siempre y cuando lo hagáis por la mañana temprano (sobre las 7 h), cuando hay más actividad.

Es el mayor mercado flotante del delta del Mekong, atestado de embarcaciones cargadas de sandías, melones, zanahorias, boniatos frutas, cebollas, etc. Fijaos en las largas pértigas de las que cuelgan las frutas y verduras que hacen de reclamo.